TRX – Entrenamientos en Suspensión en Holiday Gym

Nos encantan las nuevas tendencias del fitness y por eso las ponemos a tu alcance, por eso hoy vamos a hablar del tan de moda TRX o entrenamiento en suspensión, una forma de functional training, ejercicios en los que se trabaja con el peso del propio cuerpo mientras varía el centro de gravedad, una forma diferente de tonificación. Esta disciplina permite ejercitar toda la musculatura y el cuerpo, mejorando las habilidades funcionales como la resistencia, la flexibilidad, la coordinación o la fuerza, entre otros. Cualquiera puede probarlo ya que es apto para todo el mundo y para varios niveles de entrenamiento.

Atrévete a probar el divertido entrenamiento de moda, que permite trabajar todo el cuerpo mediante una rutina de entrenamiento funcional en suspensión, el TRX.

Total Resistance Exercise

Tal vez algunos no sepan todavía de que estamos hablando, se trata de una forma de entrenar en suspensión, aprovechando el peso del propio cuerpo y con la ayuda de un “instrumento” parecido a un arnés, este aparato consiste en dos bandas colgadas de un punto de anclaje. Se trata de una disciplina divertida y completa que prácticamente cualquiera puede practicar. No requiere de una forma física previa, es adaptable a cualquier nivel y tiene un riesgo de lesión muy bajo.

Las siglas que dan nombre a este entrenamiento, TRX, significan Total-Body Resistance eXercise, su origen se encuentra en los años 90, en las fuerzas militares del ejército de mar estadounidense (Navy SEAL). La necesidad de mantenerse en forma de estos militares en sus operaciones, cuando las circunstancias para entrenar eran limitadas, les llevó a agudizar su ingenio, ya que habitualmente en sus misiones (en cuarteles aislados, submarinos o pisos camuflados) no disponían del espacio suficiente, ni tampoco del material adecuado para entrenar, sin embargo, su propio trabajo les obligaba a mantenerse en forma.

Ante esta situación, Randy Hetrick y sus compañeros dieron con la solución y establecieron las bases de esta categoría. Para entrenarse desarrollaron ejercicios en los que utilizaban su propio peso corporal con un arnés casero hecho a partir de la tela de un paracaídas y un cinturón de karate, instaurando en este momento las bases del entrenamiento en suspensión. Años después perfeccionaron este aparato y su técnica, que llegó al mercado en el año 2005. Estos ejercicios les permitían entrenar todos los grupos musculares y mejorar sus habilidades funcionales, por lo que les era posible realizar una rutina de entrenamiento muy completa en poco espacio, prácticamente en cualquier parte y con el peso de su propio cuerpo.

Los beneficios del TRX

Este tipo de entrenamiento tiene numerosos beneficios al alcance de cualquiera, como ya hemos dicho, estos ejercicios pueden ser realizados por cualquier persona, independientemente de la edad o condición física, a pesar de que algunas personas piensan que están diseñados para deportistas y atletas. Es más, los ejercicios en suspensión son especialmente útiles para las personas mayores o en programas de rehabilitación, ya que permiten moverse con libertad sin correr el riesgo de caerse y puede aliviar problemas de espalda como reducir la lumbalgia o dolores de espalda.  

Se trabaja todo el cuerpo, ya que se entrenan con cambios de postura, lo cual genera respuestas neuro-musculares que nos permiten desarrollar habilidades funcionales como movilidad, coordinación, equilibrio, flexibilidad y fuerza muscular.  Sus movimientos trabajan grandes cadenas musculares, algunos movimientos más intensos se centran en la zona de los abdominales, mientras que otros permiten fortalecer específicamente hombros, cadera, pecho, piernas o espalda.

Es importante aclarar que cuando hablamos de cadenas musculares, se trata de un grupo de músculos de una zona determinada del cuerpo, y no un único músculo aislado, y por eso se trata de un entrenamiento funcional en que se trabaja con todo el cuerpo.  A diferencia de los ejercicios que se realizan en otras máquinas del gym, en este se trabaja con libertad de movimientos, y no sentados ni tumbados, una cuestión importante si nos paramos a  pensar en cuánto tiempo al día pasamos sentados o tumbados.

En concreto permite fortalecer especialmente la zona del core (trabajando abdominales y lumbares). Se trabajan músculos que nos permiten mantener una buena postura, lo cuál reduce el riesgo de padecer lesiones en otros deportes o haciendo otros ejercicios, también es una solución a los dolores de espalda o a la lumbalgia. En general podemos utilizarlo como ejercicio de tonificación muscular y hacer hincapié en aquellas zonas que más te interesen, sobretodo piernas, brazos, glúteos y abdomen.  

Mejora la coordinación porque son ejercicios multi-articulares, al basarse en movimientos más amplios que implican distintas articulaciones y planos, el sistema nervioso aumenta su capacidad de coordinación con los distintos movimientos, de esta forma la masa muscular se incrementa de forma proporcional y equilibrada, disminuyendo los riesgos de lesionarse y mejorando el rendimiento.

Se puede planificar o diseñar un programa por intervalos, en rutinas de intensidad moderada o alta y a un ritmo rápido, durante aproximadamente 30 minutos, para que sea un ejercicio cardiovascular y así desarrollar fuerza y resistencia mientras se queman calorías, por lo que también puede ser útil para perder peso. Incluso puede incluirse el TRX en circuitos por intervalos para estimular el metabolismo y la quema de grasas.

Entrenamiento TRX Holiday Gym

Te recomendamos que si quieres comenzar a entrenar con TRX empieces por acudir a nuestras clases colectivas en Holiday Gym todas nuestras clases dirigidas por monitores, en ellas se te guiará para realizar un entrenamiento completo con TRX, aunque también puedes utilizarlo por tu cuenta en solitario. Esta rutina de entrenamiento admite un gran número de variaciones de ejercicios y movimientos, lo cuál la convierte en una opción más dinámica que las tradicionales pesas.

Antes de que te lances a practicarlo queremos darte un par de consejos. En primer lugar es importante trabajar en las posturas adecuadas tanto para evitar tanto lesiones como para evitar entrenar de forma incorrecta, si tienes dudas consulta a los monitores o acude a las clases colectivas para aprender los movimientos y la postura adecuada. También es recomendable realizar un calentamiento o acondicionamiento previo, especialmente a la hora de realizar ejercicios más intensos, y si eres principiante no intentes avanzar demasiado rápido, empieza por lo básico, ya irás adquiriendo destreza y fuerza.

La inclinación y la estabilidad del cuerpo pueden variar los niveles de dificultad de esta actividad, hacerlo de pie es más fácil que inclinado o en horizontal pues la carga de peso del propio cuerpo será distinta. Por su parte, variar el punto en el que nos apoyamos para darle mayor inestabilidad, también complicará el ejercicio.  

Se trata de una rutina de entrenamiento muy divertida y, dado que admite numerosas variaciones, no te cansarás de él, también permite incluir otros elementos de entreno funcional como el bosu, fit ball… las opciones son una cuestión de creatividad. Otra opción es incluir el TRX como un elemento más en un entrenamiento funcional, atrévete a probarlo. Ve más allá, innova en el gimnasio, no te conformes con lo de siempre.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies