Lo primero que una persona empieza hacer para perder peso es hacer dieta, cuidar la alimentación en general es lo más importante para llevar una vida sana, y sí estás en ese momento, ¡te felicitamos!

Hoy vamos a darte una serie de consejos a seguir cuando hemos decidido hacer un tipo de dieta específica y cómo evitar el saltártela.

Cuando entramos en un supermercado lo primero que vamos a ver son pasillos bien colocados llenos de alimentos que podemos tener prohibidos en nuestra dieta, pasar por el pasillo de la bollería, patatas fritas, o chocolates es un verdadero homenaje para los sentidos, pero no siempre podemos hacer uso de ellos, y hacer una compra compulsiva puede ser fatal para nuestro objetivo.

  1. Evita ir al supermercado sí es la primera vez que te pones a dieta y tu objetivo es perder peso. No nos damos cuenta, pero las grandes superficies juegan con las distancias y la colocación de los productos para hacernos caer en la tentación. La forma más cómoda y que además te ahorrará tiempo (e incluso dinero) es la compra online; haz tu compra directamente desde tu casa, trabajo, o desde donde quieras y así evitarás el pasar por un pasillo lleno de chocolates con envoltorios de colores.
  2. Sí tienes hambre, nunca vayas al súper. Es cierto que, a media mañana y a última hora los super tienen menos afluencia de gente, por lo que tus compras presenciales se hacen más fáciles que en otro momento del día. Pero estamos cometiendo un error si salimos con el estómago vacío. Tu cerebro te va a engañar, por lo que corres el riesgo de llenar el carrito de productos que deberías evitar consumir. Sí no nos crees, haz la prueba.
  3. Frutos secos en el trabajo. Siempre. Sí eres de los que se levantan tarde, o se te olvida la comida de media mañana, este pequeño truco te salvará de incumplir tu dieta. Cómete unos cuantos frutos secos en el trabajo y así evitarás ir a la maquina o bajar al bar de la esquina.
  4. No se lo cuentes a nadie. Lo peor de hacer dieta, o si simplemente eres de los que te tomas muy enserio tu alimentación, sí se lo cuentas a alguien, tendrás mas presión social, y eso puede ser contraproducente para ti. Por lo que, en tu entorno personal es bueno que lo comentes para que te ayuden y te apoyen, pero olvídate de irlo pregonando por la oficina, sí lo haces, tú mismo te crearás más presión y podrás dejar la dieta antes de cumplir tu objetivo.
  5. Márcate objetivos de manera escalonada. Tanto sí quieres ganar volumen, como perder peso, tienes que ser realista con tus objetivos, y marcarlos según tu objetivo, y tus condiciones físicas.
  6. Bebe agua, la hidratación es muy importante tanto sí estás a dieta como si no, beber dos litros de agua al día es imprescindible para cualquier persona, así que cómprate una botella chula, o levántate a la máquina del agua.
  7. Al quedar con amigos no olvides que tienes infinidad de tés y de infusiones que te ayudarán a hidratarte y que, tú mismo podrás usar edulcorante o azúcar, evitando las bebidas azucaradas o alcohólicas que en ciertos momentos la dieta nos la prohíbe.

El seguir una dieta o una alimentación adecuada no significa en absoluto que tengas que llevar una vida restrictiva completamente, y cada uno tiene que marcarse sus objetivos personales y siempre con ayuda de profesionales.

Estos son los consejos que más nos funcionan a nosotros, sí tienes alguno más que añadir déjanos un comentario en el blog o en nuestras redes sociales.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies