Siempre deberíamos estirar antes y después de hacer ejercicio, muchas veces no lo hacemos por falta de tiempo o simplemente por el desconocimiento de sus consecuencias. Las prisas nunca traen nada bueno, tampoco en el gimnasio, así que tómate tu tiempo para entrenar si lo que quieres es hacerlo bien.

Diez minutos es el tiempo suficiente que nos evitará lesiones, preparará a nuestro cuerpo para la actividad física, relajará el músculo tras hacer deporte y mejorará nuestro rendimiento y salud. No hay que entender estos diez minutos como un añadido a nuestro entrenamiento, porque en realidad son parte de la propia rutina y son tan importantes como el ejercicio que se realice después.

Estirar es importante ¿por qué?

Aunque existen diversidad de opiniones sobre este asunto, no se trata de estar a favor o en contra de estirar antes de un entrenamiento, lo importante es ser consciente de la importancia que tiene incluir o no estos ejercicios en nuestra rutina y saber que cada persona es un mundo, así que dependerá mucho del tipo de deporte que vayamos a realizar y de las condiciones físicas de cada uno.

  • Los estiramientos previos al deporte nos permitirán aprovechar el potencial de nuestro cuerpo, el rendimiento deportivo será mayor si el músculo es flexible, aumentará la temperatura del músculo preparándolo para otros ejercicios más intensos y evitando lesiones. Cuando entrenamos nuestro cuerpo pasa de un estado de reposo a estar activo, este es el motivo por el que debemos calentar y estirar antes, así conseguiremos que nuestros músculos se preparen para la actividad física, evitando un cambio brusco.
  • Durante el tiempo que estamos entrenando se generan tensiones por lo que también es importante llevar a cabo una rutina después del ejercicio para relajar los músculos, esto mejorará la circulación y reducirá el dolor muscular ya que se reduce el nivel de ácido láctico que se produce después de un trabajo intenso. De esta manera te sentirás más relajado y aumentará la sensación de bienestar post entreno.
  • Además de prevenir lesiones y mejorar nuestros entrenamientos, estirando obtendremos otro tipo de beneficios para la salud a largo plazo, por ejemplo mejoraremos la movilidad de nuestro cuerpo en general, aumentaremos nuestra flexibilidad y agilidad, ya que de esta manera se favorece que músculos y articulaciones se mantengan jóvenes.
  • Los estiramientos están considerados como ejercicios de baja intensidad, aunque como ya hemos dicho es importante realizarlos de la manera correcta, ya que realizarlos mal también puede llegar a causarnos una lesión, que es precisamente lo que queremos evitar..

¿Cómo y cuándo estirar?

Las rutinas de estiramientos no son las mismas antes y después de entrenar, diferenciamos entre ejercicios dinámicos y estáticos.

  • Antes de entrenar es recomendable realizar estiramientos dinámicos, que son aquellos que mejoran la flexibilidad del músculo en movimiento, siendo adecuadas actividades como correr en el sitio, sentadillas sin peso, giros de cuello y brazos… estos ejercicios aumentan la temperatura corporal y los rangos de movimiento por lo que pueden usarse como parte de un calentamiento general.
  • Después del ejercicio debemos estirar de otra manera diferente, mediante estiramientos estáticos, para eliminar la contracción de los músculos, para ello debemos estar relajados, respirando a un ritmo normal, lo cual favorecerá la flexibilidad.

No existe una forma única de estirar porque cada persona es un mundo, así que lo mejor será estar atentos a nuestras sensaciones para determinar nuestros propios límites, siempre teniendo en cuenta que deben ser ejercicios lentos y relajados.

Estirar no debe doler, el punto en el que los estiramientos comienzan a doler es dónde se encuentra nuestro límite, no debemos pasarlo. Además la flexibilidad mejora con el tiempo de forma visible, así que notaremos los avances cada día.

Existe una clase de estiramientos y se llama stretching

Y si en algún momento necesitas ayuda para estar seguro de sí lo estás haciendo de manera correcta, no dudes en preguntar a alguno de los monitores del gimnasio, recuerda que ellos están allí para ayudarte. Además, en Holiday Gym existen clases de stretching en las que un monitor enseña los distintos ejercicios y posturas para llevar a cabo estiramientos de forma segura y efectiva.  

Estas clases de stretching no son un estiramiento pre o post entrenamiento, ya que mejorar la flexibilidad es una disciplina en sí misma, recomendable para todo el mundo y no sólo para deportistas porque fortalece la musculatura y mejora la flexibilidad.

Los estiramientos mejoran la circulación de la sangre y favorecen que el oxígeno llegue correctamente a los músculos, combate la rigidez en las articulaciones, es recomendable en la recuperación de algunas lesiones e incluso es una buena forma de combatir el estrés, aliviar dolores de espalda o de cabeza y mejorar la calidad del sueño. ¿A qué es esperas para empezar a estirar?

Holiday Gym, el éxito de estar en forma.

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies