No te equivoques, el comer saludable no es caro. Lo sabemos bien, nosotros hacemos la compra, y aunque disfrutamos de muchos complementos y nos damos un caprichito de vez en cuando, lo tenemos que decir, comer sano no es caro.

A menudo todos escuchamos que hacer dieta es muy caro, y si no eres capaz de hacerte una lista de la compra al final te puede salir por un pico, por eso hoy te vamos a contar 6 productos que te ayudarán a comer sano, y que te dejarán llegar a fin de mes.

Recomendaciones para hacer una dieta saludable.

  • Yogur Griego.

Puedes comprar tantos yogures como quieras, en algunos supermercados los puedes encontrar en formato ahorro. Este tipo de yogur no solo es saludable, sino que además te aporta el doble de proteínas que un yogur normal, más calciovitaminas B6 y B12, zinc, y potasio; puede presumir de que tiene menos de la mitad de carbohidratos y sodio que cualquier otro yogur.

Si aún no estás acostumbrado a ingerir este tipo de yogur, te damos un truco, hasta que te acostumbres a su sabor puedes combinarlo con alguna fruta.

xTe recomendamos que lo ingieras: Para el desayuno y para media mañana o incluso con la merienda. Combínalo con fruta o algún cereal para potenciar el sabor de tus comidas.

  • Arroz integral.

Por menos de 2€ el kilo tendrás uno de los mejores pilares de cualquier dieta, podrás decir que el arroz “normal” te sale más barato, pero cambiarás tu opinión después de saber que:

Una tacita de arroz integral te aporta más del 80% de manganeso que necesita nuestro organismo, si te has quedado igual, el manganeso ayuda al organismo a que sintetices las grasas por lo que es un gran aliado para aumentar y cuidar tu masa muscular. Rico en selenio un mineral el cual en los últimos estudios sobre él indican que ayudan a reducir el riesgo de cáncer, artritis, o problemas cardíacos. No son malos motivos de momento, ¿no crees? Pero tenemos alguno más. El arroz integral disfruta de aceites naturales, es rico en anti-oxidantes y alto en fibra (que te regula el tránsito).

La forma de preparar el arroz integral es exactamente igual que cualquier arroz, aunque cuando lo pruebes no te asustes, su textura más dura que el arroz tradicional. Parecerá que lo has dejado poco al fuego, pero tranquilo, no podrás de parar de disfrutar de su sabor, te lo garantizamos.

Te recomendamos que lo ingieras: En cualquier formato como en guisos o incluso en ensaladas, al mediodía o por la noche, solo o acompañado. ¡Tú elijes!

  • Pasta integral.

Si has estado en Italia alguna vez estarás pensando en que nos hemos vuelto completamente locos, pero no, la pasta integral igual que el arroz está llena de beneficios que hace que sea infinitamente mejor que la “pasta normal”.

La pasta integral tiene más carbohidratos que la pasta “amarilla” tradicional, los carbohidratos es el “combustible” que necesitamos para funcionar; sin una buena ración de carbohidratos te sentirás sin fuerzas, sin ganas, y eso no te lo podemos permitir.

La parte buena es que no necesitarás mucha energía para preparar la pasta integral, cocer agua, un poquito de sal, y a combinarla como mejor prefieras.

No creas que hemos terminado con sus “bondades”: Pasta integral vs Pasta tradicional.

La pasta integral tiene nutrientes como vitamina B, minerales como el cobre, selenio, magnesio y manganeso.

Pasta tradicional = You lost.

Te recomendamos que la ingieras: como quieras, igual que haces con la pasta tradicional, las posibilidades son casi infinitas pero recuerda que cualquier salsa hará aumentar las calorías del plato. Prueba con verduras salteadas o alguna especia.

  • Espinacas.

Igual que tu pensamos en “Popeye el Marino” cuando hablamos sobre las espinacas. Varias generaciones nos quedó claro que para estar fuerte tienes que comer espinacas. Y en eso, esos dibujos no nos mintieron.

Las espinacas además de ser un alimento asequible, tiene una propiedad (entre otras) bastante curiosa, no pierde beneficios cuando las cocinas, por lo que no temas a partir de ahora, las puedes comer crudas en ensaladas, o en un buen plato de potaje.

Las espinacas te aportarán numerosos otros nutrientes, y a pesar de su color verde pueda parecer lo contrario, las espinacas son como un “chupito” de vitamina C que te va a ayudar a proteger tu organismo para que no pilles un constipado antes de tiempo. Podríamos seguir hablando de sus propiedades, pero tendríamos que hacer un post entero para las espinacas y te prometemos que lo haremos.

Te recomendamos que la ingieras: en ensaladas, en guisos, como acompañante ¡y a cualquier hora! Eso si no te las lleves para comer a media mañana, tus compañer@s de trabajo te podrán mirar raro.

  • Atún.

Sí no eres fan del pescado deberías replanteártelo. Te damos una solución para que si eres poco fan de pescado tengas una alternativa barata y sin el sabor-olor típico del pescado.

Una alternativa realmente barata es adquirir el atún en lata, las puedes encontrar en varios tipos de conserva, desde tomate, pasando por aceite de oliva o en vinagre. En cualquiera la mayoría de estas variantes son más que recomendables y lo mejor de todo, sin arruinar tu bolsillo.

El aporte de comer atún es su alto nivel en proteína magra, además de ser rico en Omega 3, ese tipo de grasa que es imprescindible para mantenernos sanos.

Te recomendamos que lo ingieras: A media tarde en una ensalada, combinado en cualquier comida con un bol de pasta, solo, o con un poquito de pan (integral, claro)

  • Pechuga de pollo.

Un clásico por excelencia, el pollo es uno de los mejores alimentos para estar en forma, perder peso o ganar músculo, si encima le añadimos que no es un alimento caro tenía que estar en esta lista, sí o sí.

Igual que el atún, el pollo aporta principalmente proteína magra, con un bajo índice de materia grasa. Podemos añadir un motivo más para que el pollo sea tu carne preferida: aporta triptófano el cual te ayuda a mantener el estado de ánimo. Añadimos a lista el aporte fósforo el cual te mantiene sano los huesos y los dientes entre otros beneficios.

Las pechugas de pollo además de ser fáciles de preparar, son más versátiles que cualquier otra parte del pollo.

Te recomendamos que las ingieras: dos o tres veces por semana, solo o con guarnición, a la plancha, al vapor, aliñado con limón, asado, en sandwich a media mañana, al medio día, en la cena o cuando mejor te venga.

  • Huevos.

Igual que el pollo los huevos son el alimento por excelencia, son buenos, bonitos y baratos. En cualquier nevera no debería haber menos de media docena de huevos nunca.

Vamos a resumir con 3 motivos por qué los huevos es de lo mejor y se merecen estar en esta lista. Fáciles de cocinar, altos en proteínas e igual que el atún, aporta omega 3 a tu organismo, y podríamos dar un cuarto motivo, ¿hemos dicho ya que además son baratos? por si no lo has leído arriba, lo volvemos a decir, no te van a arruinar igual que cualquier alimento de esta lista.

Te recomendamos que los ingieras: prepara la lista mental porque esto va a ser largo. Puedes hacerlos cocidos o revueltos, por la mañana, al mediodía, en la cena, en la merienda, en la cena, o de acompañamiento. Revueltos por la mañana, al mediodía, en la merienda, en la cena, de acompañamiento. Y la lista podría seguir, puedes preparar con ellos tortillas, con patatas, con queso, a la plancha (mejor que fritos) y te dejamos que nos des alguna sugerencia, que siempre viene bien aprender de los demás.

Holiday Gym, el éxito de estar en forma.

 

 

 

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies