El jengibre es, en muchos casos, «ese gran desconocido». Es una planta medicinal que actúa como un antiinflamatorio natural y ayuda a
combatir enfermedades respiratorias, diabetes, artrosis y problemas digestivos. Tantas bondades tiene que un antiguo proverbio indio dice que “todo lo bueno se encuentra en el jengibre”.

El jengibre es muy rico en aceites esenciales, minerales, vitaminas, antioxidantes y aminoácidos que nos otorgan muchos beneficios. Entre los muchos beneficios, el jengibre puede disminuir los dolores reumáticos y menstruales, es eficaz para evitar gripes y resfriados, es antidepresivo, favorece la digestión, puede eliminar mareos y vértigos, ayuda a reducir los niveles de estrés y es un afrodisíaco natural, ya que estimula la líbido.

¿Cómo puedo consumir el jengibre?

Probablemente su aspecto no lo hace especialmente apetecible, pero recuerda que la belleza está en el interior. Las formas más comunes de consumirlo es en infusiones o como especia.

Hay que tener en cuenta que el jengibre es algo picante por lo que hay que consumirlo con moderación.

Para hacerte una infusión de jengibre basta con cortar un trozo de raíz y ponerla a cocer durante unos 5 minutos. También se puede rallar y exprimir, o simplemente agregarlo al té normal.

Receta: Pollo al limón y jengibre

Pollo al limón y jengibre, sugerencia de presentación.

Te presentamos una nueva forma de disfrutar del pollo. En este caso una receta original por su sabor que te sorprenderá. Cada vez son más los fans del limón en la cocina pero posiblemente después de esta receta te atrevas a agregarlo a más de tus platos. Antes de meternos en la cocina deberás pasar por el supermercado. Para hacerte un poco más fácil la vida te damos la lista de la compra:

  • 4 pechugas de pollo deshuesadas
  • 2 limones
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de jalapeño picado
  • 3 cebollines
  • 1 cucharada de aceite de ajonjolí
  • 1 cucharada de jengibre rallado
  • 1 ajo

En primer lugar deberemos colocar las pechugas de pollo deshuesadas en una bandeja apta para horno. Después debemos mezclar la salsa de soja, el zumo de los dos limones, el jengibre rallado, el jalapeño picado, el aceite, el ajo y los tallos de cebollines y cubrir las pechugas con esta mezcla. Lo ideal es que estén totalmente cubiertas totalmente.

Tapamos el recipiente con un papel film y lo dejamos marinar durante unas 4 horas. Una vez pasado este tiempo, lo introducimos en el horno a unos 180º, tras precalentarlo, 6 minutos por cada lado. Y… ¡Qué aproveche!

Holiday Gym ¡el éxito de estar en forma!

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies