Si entrenas a diario puede que estés olvidando un concepto desconocido para muchos: DESCANSAR.

Si no te recuperas correctamente después de un entrenamiento tienes grandes probabilidades de acabar lesionado seriamente, eso es un gran problema; y a partir de hoy vamos a solucionarlo. Llevar tu cuerpo a los límites está bien, puedes intentar esforzarte para dar lo mejor de ti, y en eso no hay nada malo. El problema viene cuando no te recuperas y no descansas.

Recuperar + Descanso.

Alianza perfecta.

Tus músculos crecen, ¿realmente sabes cuando?

Cuando estás en el gimnasio “machacándote” y aumenta temporalmente tu masa, es literalmente, porque se te llenan los músculos de sangre. Técnicamente no estás haciéndote más fuerte, al contrario, en ese momento tu cuerpo está en su momento más débil.
Cuando estás sometiendo a tu cuerpo a un ejercicio al que no está acostumbrado, éste está sufriendo micro-roturas que necesitan recuperarse.

1. Menos carga – misma intensidad = descanso

Tu sistema nervioso central necesita un descanso, pero tu cuerpo necesita seguir trabajando; puedes seguir entrenando de una manera más suave. Suave en tiempo o en carga, (depende del tipo de entrenamiento que estés haciendo) no en intensidad.

Si ayer estuviste en una clase de ciclo indoor, hoy deberías volver a hacer aeróbico en bici, no tengas miedo a hacer la misma clase sin cargar tanto como en el día anterior, incluso, salir sin molestar a tus compañeros antes de tiempo.

2. Necesitas dormir. No es broma, debes dormir bien.

En todo momento siempre escuchamos, e incluso decimos la típica frase: debes dormir más que vas a caer enfermo. Y eso es verdad, el sistema inmunológico se ve afectado a la hora de entrenar, y tu cuerpo necesita un correcto descanso para aumentar tus defensas, así como la regeneración total de células y demás procesos que tu organismo hace mientras duermes.

Cuando no descansamos y nos sometemos a altos entrenamientos tenemos que añadir que al no descansar, no dejamos recuperar a nuestros músculos por lo que nos exponemos a un gran riesgo de lesión.

3. Aliméntate correctamente.

Da igual cual sea tu objetivo para ir al gym, si necesitas perder peso, si quieres aumentarlo o simplemente quieres seguir en forma, necesitas hacer una correcta alimentación. Hemos hablado en este blog incluso de la necesidad de comer grasas para poder quemarlas. Tu cuerpo necesita recuperar lo que ha perdido para seguir avanzando.

Estos tres pilares son esenciales para poder tener un equilibrio entre entrenamiento y descanso correcto para poder seguir adelante.

No pain no gain, pero con cabeza.

 

Holiday gym, el éxito de estar en forma.

 

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies