La calistenia es un sistema de entrenamiento desarrollado con el propio peso corporal. Su finalidad no está en aplicar la fuerza, sino en aplicar el movimiento a través de los diferentes grupos musculares. 

Aunque si algo hay que decir sobre la fuerza, es que la mejor manera de desarrollarla es a través de nuestro propio peso corporal. Pero además, no solo desarrollaremos fuerza, sino que a través de los diferentes ejercicios calisténicos, notaremos un mejor acondicionamiento en flexibilidad, agilidad y potencia. 

¿Qué necesitamos exactamente para realizar Calistenia? 

Tu propio cuerpo y un espacio adecuado para realizar los ejercicios. Ni más ni menos. Aunque conforme progreses en los entrenamientos, necesitarás una barra de dominadas; y para añadir más intensidad, lastres en forma de cadenas, discos, etc. 

La calistenia puede realizarse tanto en un espacio abierto como en un gimnasio. ¿Y cuál es la mejor opción? Ambas, por varias razones:

  • Con temperaturas óptimas se puede aprovechar los espacios abiertos para disfrutar de los entrenamientos: parques, playas, jardines….
  • Con temperaturas extremas, mucho frío o mucho calor, recomendamos realizarla en gimnasios amplios con el objetivo de no verse condicionado el rendimiento por el frío o el calor. Pero además, para aquellos que ya entrenen en un nivel medio alto, en los gimnasios podrán mejorar sus marcas añadiendo lastres tipo discos, cadenas y mancuernas a sus propios pesos. Tendrás a disposición tuya en todos los Holiday Gym material de lastre para ayudarte en todos tus ejercicios de calistenia. 
¿Cuáles son los ejercicios básicos para entrenar Calistenia?
  • Flexiones o push-up’s: es, junto con las dominadas, uno de los ejercicios principales del tren superior. Implica el pectoral en primer plano, y en segundo plano deltoides, tríceps y la musculatura del abdomen para proporcionar estabilidad. 
  • Dominadas o pull-ups: otro de los ejercicios principales y además uno de los mejores para medir nuestra fuerza en relación a nuestro peso corporal. Es importante aprender a realizarlas en las diferentes posiciones (pronada, supinada). Aquellos que se inicien en las dominadas, pueden hacer uso de unas gomas elásticas para facilitar la ayuda en la arrancada. 
  • Elevaciones de pierna en barra o leg raises: Un ejercicio relativamente complicado pero único a la hora de darnos poder en la sujeción, en el agarre y en los antebrazos. Exige un trabajo muscular en el que está implicado en primer plano el flexor de la cadera, y en segundo plano el recto abdominal. Pero además, este ejercicio nos va a proporcionar un control corporal excepcional en el momento en el que dominemos el agarre, ya que nos permitirá realizar otros ejercicios. La clave está en que una vez consigamos realizar las elevaciones en horizontal, empecemos a intentar elevar las piernas hasta la barra. De esta forma adquiriremos un mayor control de nuestro cuerpo.
  • Sentadillas o squats: Se puede decir que es el ejercicio más completo que podemos realizar con nuestro peso corporal. Implica una mayoría de grupos musculares, aunque principalmente el tren inferior. Y además, también implica la musculatura de lumbar y abdomen, ya que son necesarios para la correcta posición postural. 
  • Pino: trabaja la estabilización de la cintura escapular, e implica una parte de fuerza en tríceps y hombros. A raíz de este ejercicio, derivan otros con cierto nivel de complicación en los que, por ejemplo, se realizan flexiones sobre las manos. 
  • Glute bridges: De este ejercicio nació el conocido hip thrust. Y es que para realizar el hip thrust con peso, es necesario conocer el glute bridges en todas sus posiciones y vertientes, y aprender a realizarlo correctamente para trabajar la activación del glúteo. Es el mejor ejercicio de glúteo por una razón básica: es totalmente localizado. Y aunque si bien es cierto que en una sentadilla también lo trabajamos, la activación del glúteo es mayor con el glute bridges. Y aún mucho mayor realizándolo a una sola pierna.

Pues aquí tenemos los básicos para iniciarnos en calistenia. Para un entrenamiento completo, recomendamos realizar la iniciación a 2 días por semana y completarla con otros 2 días de entrenamiento de fuerza. Aún así, siempre se pueden crear las variaciones de entrenamiento según objetivos previstos.

No es lo mismo estar fuerte que desarrollar la fuerza. Lo primero no te da nociones de que hayas desarrollado tu fuerza. Solo te da nociones visuales. En cambio, lo segundo, te da una actitud, una habilidad y un conocimiento más amplio de cómo hacerte fuerte a través de ejercicios que impliquen tu propio peso físico.

No lo olvides. Primero desarrolla tu fuerza. Luego poténciala. 

Holiday gym, el éxito de estar en forma.

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies