Si alguien te dice en algún momento que no le gustan las hamburguesas pensarás que o bien te está mintiendo o bien que es un “bicho raro”. Aunque los amantes del fitness y de estilos de vida saludables sabemos que una masa de carne con queso fundido, y aliñado con una (o varias) salsas no es el mejor ejemplo de comida saludable.

Consejos para hacerte unas buenas hamburguesas fitness

 

Elije bien la carne…

La carne de ave, o la carne magra eso una de las mejores fuentes de proteínas además de ser una fuente de hierro, zinc, vitamina B12 o cobre.

En el caso de la carne de ave es un tipo de carne cuyas proteínas son fáciles de digerir, en cambio, la carne magra es una carne de buena digestión y además por cada 100 gramos de este tipo de carne te aporta menos de 10 gramos grasas y 4,5 gramos de grasas saturadas.

… o bien, olvídate de la carne.

Ya hemos visto que la carne es una gran fuente de proteínas pero siempre tenemos alternativas que pueden ser igual o más sabrosas: champiñones, cebolla, patata, zanahoria… las alternativas son enormes, como ya vimos en su día la quinoa es un super-alimento muy nutritivo, y también podemos preparar hamburguesas con estas semillas.

Usa las especias.

Dar sabor a la carne (o a las alternativas “veggies”) a través de las especies es algo muy sano y muy fácil, además aportan antioxidantes como los polifenoles: orégano, tomillo, sálvia, romero o azafrán son las que más antioxidantes contienen.

Añade antes de amasar la carne o las verduras alguna de estas especias para añadir nuevos sabores, puedes jugar combinándolos como quieras.

No te pases con el tamaño.

Uno de los problemas de comer fuera de casa es el exceso de comida que nos ponen en los platos, por ello, al preparar tus hamburguesas en casa debes controlar el tamaño de la ración. Así evitarás ingerir más alimento de la cuenta.

¿Salsas?, ¿estás seguro?

Carne de buena calidad, hamburguesas vegetales o una mezcla de las dos… no querrás estropearlas con una ración de ketchup, mayonesa o mostaza. La cantidad de azucares innecesarios que contienen las salsas industriales pueden perjudicar tu dieta fitness. Prepara tu propia salsa de tomate, usa guacamole, humus, o directamente añade cebollas, pimientos y tomates.

Think out of the box.

Una hamburguesa no tiene porqué estar entre dos trozos de pan industriales, puedes ser creativo y buscar algunas alternativas. Patata asada, pan bajo en carbohidratos…

Holiday Gym, el éxito de estar en forma.

 

 

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies