Hoy queremos hablarte de los alimentos procesados y el secreto que hay detrás de ellos. Cuando has leído “alimentos procesados” puede que hayas pensado en bollería, pizzas congeladas, bolsas de patatas fritas y derivados, y podríamos seguir dando ejemplos. Todos sabemos que el aporte en grasas saturadas, azúcares y otras sustancias que no aportan más que calorías innecesarias a nuestro organismo es demasiado alta en este tipo de alimentos.

Aún así, los alimentos procesados tienen un secreto detrás de ellos, hay muchos de ellos que son saludables; el procesado de los alimentos es algo necesario para aumentar su período de tiempo para ser consumido, modificar el producto y preservarlo. Y aunque no lo sabías, los usamos a diario.

Podemos diferenciar 3 tipos de alimentos procesados:

  • Mínimamente procesados (el yogur o la leche).

  • Procesados (conservas, encurtidos).

  • Ultraprocesados (alimentos ultracongelados).

  1. Entre los alimentos mínimamente procesados podemos encontrar el yogur o la leche, el primero al ser fermentado aumenta sus propiedades alimentarias. La leche pasteurizada es otro ejemplo, un proceso térmico hace que no se modifique sus propiedades y que se alargue el tiempo de consumo al eliminar las posibles bacterias en el procesado.
  2. En los alimentos procesados encontramos muchos que son saludables. El aceite de oliva es un alimento procesado y que es un aporte de grasas no saturadas (recomendamos que te pases por esta entrada de comer grasas para perder grasas) recomendado (para casi) todas las dietas.  Todas las verduras congeladas no pierden sus propiedades ya que son congeladas a la hora de ser recolectadas; a la hora de elegir verduras congeladas cometemos un error, siempre cogemos las que no tienen escarcha, muchas marcas añaden azúcares a las verduras para ser congeladas para evitar esta formación de hielo, leer las etiquetas siempre es un buen truco. Otros alimentos procesados que son sanos son las frutas y verduras liofilizadas (deshidratadas), que conservan todas sus propiedades y son grandes ingredientes para hacer platos muy apetecibles.
  3. Alimentos ultraprocesados. Entre ellos encontramos las legumbres cocidas, que son más digestivas que las cocidas en casa y apenas pierden propiedades, ojo, no confundir con platos preparados de legumbres. Conservas de pescado, como las sardinas, el atún, etcétera son una fuente asequible y rápida de comer pescados y que son saludables. Aquellas en las que que el líquido de cobertura es aceite de oliva, natural, o incluso en escabeche son las más recomendables. También podemos mencionar los encurtidos, como los pepinillos o las cebollitas en vinagre, son un snack ultraprocesado saludable, aunque hay que prestar especial cuidado con los hipertensos ya que al estar procesados con sal pueden aumentar nuestra tensión. Por último el marisco o pescado ultracongelado, que se congela recién capturado en alta mar a más de 30 grados bajo cero, y llega a nuestra mesa conservando todas sus propiedades perfectamente.

Esperamos que a partir de ahora cuando alguien nos hable de alimentos procesados nos acordemos que no todos son poco saludables y que añadiendo este tipo de alimentos a nuestra alimentación diaria podemos conseguir una dieta saludable y equilibrada.

Holiday Gym, el éxito de estar en forma.

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies