Si quieres cambiar de la noche a la mañana tendrás que decirnos tu secreto; hoy te queremos contar cómo los hábitos condicionan nuestra vida y cómo, con el tiempo, los vamos a poder ir modificando.

Los hábitos son conductas que se han vuelto automáticas por la repetición durante una temporada. Por ejemplo, el hábito de ir por el mismo camino al volver a tu casa, dormir a un lado concreto de la cama, o comer pasta cada vez que vas a ese restaurante, eso se ha convertido en un hábito.

Sin darnos cuentas estos hábitos nos condicionan nuestra vida, y debemos prestar especial cuidado con los comportamientos poco saludables, o los que puedan afectar directamente nuestra salud.

Independientemente de ello, el deporte debe ser un hábito que debemos tener varios días a la semana, pero al ser uno con un mayor sacrificio requiere más fuerza de voluntad, por ello te vamos a dar 4 consejos para que puedas modificar los hábitos ya adquiridos y como adquirir unos nuevos y más saludables para seguir mejorando cada día en tu filosofía fitness.

  1. Mindfulness.

    Esta palabra que hemos escuchado en los últimos años más de una vez y que a muchos aún no nos ha quedado claro qué significa. El “mindfulness” es una palabra en inglés que nos indica un estado mental, la traducción que se debería usar sería consciencia plena o atención plena. Como hemos visto ya, los hábitos se producen por repetición, el mindfulness es lo contrario a la repetición. Es vivir el momento en el que prestamos atención a nuestros sentimientos, los analizamos y actuamos en consecuencia, lo mismo con las reacciones del día a día y motivaciones varias. Al tener mayor conocimiento sobre nosotros, evitaremos tomar decisiones a la ligera y mejoraremos nuestra autoestima al conseguir actuar bajo nuestros propios criterios. En Holiday Gym siempre hemos buscado mejorar el bienestar en general, por lo que tenemos una gran variedad de clases en los que todo gira sobre el mindfulness. Puedes conseguir más información en la sección de actividades de nuestra web.

  2. Entrena tu mente para cambiar tus hábitos.

    Imaginaros que en nuestro trabajo tenemos una reunión que tenemos esta secuencia:
    a) Situación : una reunión.
    b) Pensamiento: no me siento a gusto en esta reunión.
    c) Sentimiento: me siento frustrado, agitado, y malhumorado.
    d) Comportamiento: salgo de la reunión me voy a la máquina de “vending” y como una chocolatina.
    Sin querer, ya hemos creado un hábito. Ahora mismo cuando tengamos una situación incómoda, similar o la misma que hemos tenido en esa reunión, al final acabaremos autocomplaciéndonos. En cambio si entrenamos nuestra mente a través de actividades de mindfulness como el yoga podremos comprender más esa situación y cambiar ese hábito.

  3. Cambia la recompensa.

    Volvemos a la misma situación anterior, si a diario tenemos 30 minutos para analizar nuestros sentimientos y las cosas que nos afectan en el día a día podremos tener herramientas que nos podrían ayudar a cambiar la situación anterior.
    a) Situación: una reunión.
    b) Pensamiento: no me siento a gusto en esta reunión, pero es importante que esté allí porque es necesaria para mi trabajo.
    c) Sentimiento: tranquilidad, auto-control.
    d) Comportamiento: voy a la reunión con una buena actitud y buena predisposición, además me preparo una rutina de entrenamiento, o símplemente me vuelvo andando a casa como recompensa.
    Al comprender nuestros sentimientos y con un correcto planteamiento podremos modificar un mal hábito como comer un dulce cuando nos encontramos mal por una sesión de gimnasio o una clase de una actividad deportiva como puede ser ciclo indoor la cual a la larga nos aportará más salud y más bienestar.

  4. Pensamiento positivo.

    El último paso para poder cambiar todo esto es anular completamente los pensamientos negativos, nuestra mente puede ser nuestra propia trampa pero si modificamos nuestros pensamientos conseguiremos mejorar cada día un poquito. Cuando tengamos un pensamiento negativo como:
    “Nunca podré entrenar bien”, o, “nunca me volveré a poner en forma”, estamos minando nuestra capacidad de acción; sin embargo, si cambiamos ese tipo de pensamientos por uno positivo como: “se que me va a costar entrenar, pero iré poco a poco para conseguir mis objetivos” o  “aunque tarde tiempo se que me pondré en forma”.
    Todos tenemos nuestras limitaciones aunque solo dejaremos que nos dominen las que no queramos dominar nosotros.

Si quieres buscar más información sobre nuestras clases destinadas ayudar a mejorar la mente a través del ejercicio visita en nuestra web la sección de actividad o bien, consulta en nuestra app los horarios de tu gimnasio y prueba una clase. ¡No aceptamos un no por respuesta!

Holiday gym, el éxito de estar en forma.

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies